Saltear al contenido principal

El debate proporciona herramientas y habilidades tales como:

-Capacidad analítica y crítica

-Desarrollo del pensamiento lógico

-Capacidad de empatía, para tratar de ver que hay de verdad en la posición contraria

-Trabajo en equipo

-Capacidad de estudio, análisis e investigación.

Capacidad para desarrollar argumentos, razonamientos y exponer evidencias.

-Capacidad para moverse delante de un escenario, dirigirse a un público, y poder emocionar y convencer a los presentes con nuestros mensajes y argumentos.

Consta de dos fases:

En la primera fase, todos los alumnos trabajan de forma práctica con su profesor/a el debate y el pensamiento crítico dentro del aula.

Ya en la segunda fase, se formarán los equipos de debate entre los alumnos que lo deseen y comenzará la competición con un mínimo de 3 encuentros por equipo.

La práctica del debate permite explorar de manera crítica los múltiples puntos de vista en torno a un mismo tema y revela las razones detrás de aquellas posiciones que, a menudo, no comprendemos, no compartimos y nos producen rechazo.

Así, el ejercicio del debate nos invita a ponernos en el lugar del otro, lo que posibilita su entendimiento y el reconocimiento de sus razones.

 

 

Volver arriba